Intrigas en la mensajería instantánea

MSNHace semanas observo que entre mis contactos de MSN algunos promocionan los servicios de Quien Te Admite, y de páginas similares cuya existencia dura apenas un suspiro. Ignoro si la mención de estas URLs funciona de manera automática (es decir, si se activa sola, en cuanto el usuario ingresa al sitio en cuestión) o si la publicidad es deliberada (en otras palabras, si estos contactos efectivamente eligen mostrar el link con la intención de compartir un hallazgo en principio revelador y beneficioso). Como sea, el fenómeno llama la atención, probablemente porque parece otro síntoma de nuestra esquizofrenia social.

Delicias de Internet
Todos lo saben. A tono con el aspecto pasajero, efímero, superficial de la vida posmoderna, los mensajeros instantáneos permiten borrar contactos. En el MSN la eliminación puede ser parcial (el desafortundado desaparece de mi lista pero sigo admitiendo sus mensajes) o absoluta (impido que el desafortunado no sólo se me aparezca online sino también que me contacte).

De este proceso de selección, nace la pretensión de una comunicación “personalizada” y “protegida”. Muy bonita. Muy acorde a una entramado social que en el mundo real se torna cada vez más cerrado, limitado y distorsionado.

Ahora bien, lo paradójico de todo esto es que la misma Web hospeda sitios que supuestamente burlan este andamiaje de vinculación virtual. De ahí la proliferación de páginas dispuestas a mostrarnos quiénes han osado eliminarnos o, peor aún, prohibirnos cualquier amague comunicativo.

Es muy importante saber quién (no) te admite

Contradicciones humanas
Hace semanas un viejo contacto del MSN me escupió una ventana con el link de uno de estos sitios detectores, y con una irónica alusión a “la sorpresa” de descubrirse erradicado de mi grupo de conocidos. Tras cartón este remitente se desconectó enseguida, sin esperar siquiera mi respuesta, como si la sola indicación de una página de dudoso origen fuera evidencia suficiente e irrefutable para acusarme.

Lo más curioso de la anécdota es que en el transcurso de un año esta persona jamás me escribió por iniciativa propia. De hecho la última vez que intercambiamos algunas palabras fue en diciembre pasado, muy rápidamente, luego de que yo le enviara un tímido y escueto saludo navideño.

En síntesis
Usamos los mensajeros instantáneos porque nos mantienen en contacto con quienes queremos/necesitamos/trabajamos, porque nos permiten agregar (¿conocer?) gente nueva, porque nos aseguran la posibilidad de desvincularnos de ex (ex jefes, ex colegas, ex amigos, ex novios, ex maridos, ex amantes) molestos. Al parecer, así somos dueños absolutos de nuestras comunicaciones y, mejor aún, de nuestras relaciones interpersonales.

Yo puedo no admitir. ¿Pero quién osa no admitirme a mi?Sin embargo, esa sensación de dominio total no nos hace más abiertos ni más libres ni más ecuánimes. Al contrario. Nos arrogamos el derecho de borrar y de no admitir, pero no toleramos que nos borren o que nos prohiban la admisión.

Activamos estas funciones de manera solapada (porque tienen que ver con una decisión personal que nos negamos a anunciar, mucho menos a explicar) pero abarrotamos de consultas a cualquier página que prometa brindarnos información sobre las decisiones privadas que nuestros contactos toman con respecto a nosotros mismos. Y cuando nos descubrimos víctimas de la eliminación y de la no admisión, manifestamos nuestro desagrado de manera irónica o frontal.

No importa el lugar que esa persona ocupa/ba en nuestras vidas, ni el tipo de relación que nos une/unía. Importa, sí, el sabernos silenciados y anulados en el sobredimensionado e intrigante mundo de la comunicación virtual.

13 comentarios en “Intrigas en la mensajería instantánea

  1. Pues sí, vaya tontería. A mí, al menos, me lo parece.
    Por cierto, muy bueno el último párrafo: resumen perfecto.
    Saludos.

  2. Toda forma de comunicación humana es compleja. La virtual, relativamente nueva, tan fresca y rápidamente cambiante, nos confronta con experiencias algo inesperadas prácticamente a diario.
    Nos sorprende que nos excluyan de listas y lo sentimos como un portazo en la puerta que hasta nos golpea la nariz.
    Sin embargo, creo que el aspecto efímero que nombrás no es excluyente de este tipo de comunicación. A cuántas “amistades” prometimos visitar llamar o visitar y nunca lo hicimos?
    Desde siempre hubo contactos pasajeros en nuestras vidas. Otras relaciones crecen con el tiempo, se profundizan y cobran nuevos matices.
    Por mi parte, en mi lista figurás como “super-requete-admitida” :)
    Besos desde una primavera fresquita,
    Cecilia

  3. Jajajaja. Gracias, Cecilia. Es reconfortante saberme “super-requete-admitida” en tu lista de amistades. ;-)

    Coincido con vos en que la comunicación también es compleja fuera de las computadoras, pero me parece que las herramientas de Internet dan origen a comportamientos más “perversos”, si me permitís la exageración…

    Fijate que en la vida real podés dejar de ver a alguien, e incluso después de tener un gran enojo podés prohibirle (pedirle) que no te contacte más. Pero esa persona sigue teniendo la libertad de contactarte, de tratar de reconciliarse. En ese caso, existe una instancia de diálogo para bien o para mal. En cambio, con la función de Eliminación/No Admisión del MSN, tu decisión se convierte en algo unilateral; le quitás a la otra persona toda posibilidad de revertir la situación. Dicho mal y pronto, la echás de tu entorno virtual como a un perro sarnoso.

    De la misma manera, si en la vida real te sentís ignorada por un amigo/conocido, también tenés la posibilidad de rastrearlo, de restablecer el contacto, y eventualmente de preguntarle qué pasó, porqué no sabés nada de él. Si esto es imposible, podés recurrir a un amigo/familiar en común con el mismo fin. En cambio esto de entrar a una página y, otra vez de manera solapada, estar “averiguando” si seguís perteneciendo a una lista de contactos es muy distinto. Me parece una tontería, como escribió Laura.

    Quizás no quedó claro en el post, pero estas páginas detectoras ni siquiera funcionan bien. Entonces la gente prefiere conformarse con los resultados arrojados por sitios de dudoso origen y de dudosas intenciones (tengamos en cuenta que para poder utilizarlos tenés que ingresar tu clave personal del MSN) antes que, como lo haría en el mundo real, hablar con la persona que supuestamente los eliminó de su mensajero… y probablemente de su vida cotidiana.

    No sé… A mí me parece bastante triste. :oops:

    Saludos a ambas. Que disfruten de la incipiente primavera europea. :D

  4. Y, además, quisiera agregar que siempre queda la posibilidad de contactar a esa persona que te quitó de su msm por mail o por teléfono en caso de que se quiera intentar la reconciliación o el acercamiento.
    Lo más, más triste es que la persona que se encuentra que fue “eliminada” de los contactos de alguien seguramente tuvo una pelea o hace años que no veía/llamaba/escribía a ese alguien. Pero igual se enoja y se siente ofendida como si fuera una traición!
    Saludos a los otoñales.

  5. No coincido con sentirse mal con alguien que no te acepte en su MSN. Yo lo hago, con gente que sigo viendo, hablando, teniendo presente en mi vida. Quizas simplemente no acepto que me chatee cuando estoy trabajando ( para mi Messenger es un medio laboral.. quizas deberia tomarme el trabajo de mudar los contactos NO LABORALES a otra dire de correo).. pero creo que si el IGNORAR / NO ADMITIR del Messenger nos remite ideas de IGNORAR / NO ADMINITIR en la vida, es ahi donde nos molesta.

  6. Me quedo algo en el tintero.. Que hara el sitio “detector de estado” con CONOCER las contraseñas de MUUUUCHOS que usamos MSN ?

    Para que te diga quien te ha eliminado, te pide tu cuenta de correo Y TU CONTRASEÑA… Cuando dudas en darle esa info a nadie y SE LA DAS SIN PREGUNTAR A ESE SITIO ?

  7. De acuerdo, MaryAnn. Hay quienes recurren a la opción Ignorar en el trabajo porque no pueden chatear. Pero en ese caso no se elimina el contacto; se le niega admisión momentáneamente (aunque para estas circunstancias, el MSN cuenta con el estado No Disponible. Claro que muchos contactos la pasan por alto y mensajean igual).

    De todos modos, como bien decís, el conflicto aparece cuando la doble función Eliminar/No Admitir excede el ámbito online y adquiere otro significado en el mundo real. Tal como escribió Laura, ahí es cuando la gente se siente víctima de una “traición”.

    En cuanto a cómo funcionan estos sitios detectores, me hice la misma pregunta sobre el tema del password. Por eso en la respuesta a Cecilia hablaba de “dudosas intenciones”.

  8. OJO:

    Los “detectores” se usan para robar contraseñas y mandar spam en tu nombre. En particular, es el caso de QuienTeAdmite; le pasó a un compañero de laburo, y eso que es un hackercito y debería haber tenido mejor criterio. La tentación de saber quién te bloquea puede ser muy fuerte, pero no sean gilunes y nunca pongan su contraseña de MSN en un site que no sea de Microsoft! ;-)

  9. guau!!!que descubrimiento!!!no sabia que los humanos eran tan hipocritas si tu no lo explicabas asi!!!tan claro,dando el ejemplo de messenger,..a ver si te enteras…torturaron,mataron,guerras,hambre,siempre y sigue siendo asi,y tu das un mensaje de moralidad del messenger,ja,me haces reir,muy correcto lo tuyo,muy bien escrito,te felicito

  10. Por qué en todos los blogs siempre hay algún desubicado que entra con toda la intención de dejar un tufito a mala leche?

  11. Hola

    Soy de Colombia y encontre este blog, porque me llego un correo que decia eliminalos para entrar a ese sitio web con el mismo nombre y efectivamente pide la cuenta y la contraseña y es mas que obvio que eso es de manejo personal, pero como dicen aca: La curiosidad me animo a que averuguara si se podia…pero es claro que no

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s