Todas las vidas, mi vida

Pretencioso es el adjetivo que mejor define a Todas las vidas, mi vida, film que refleja las virtudes (¿el genio?) de Charlie Kaufman y también sus defectos o desaciertos. En este sentido, el protagonista de la película que la cartelera porteña estrenó el jueves pasado parece el alter ego del guionista -y ahora director- neoyorkino. De hecho, ambos son víctimas de su obsesión por ofrecer una obra, más que completa o revolucionaria, absoluta; de ahí que la invitación a reflexionar sobre la relación entre amor y muerte, ficción y realidad, arte y vida, el individuo y su entorno desemboque en una interminable maraña intelectual cuyo único freno es el imperativo “die” (“morite” en castellano).  

Kaufman incluye la palabra “sinécdoque” en el título de su trabajo quizás porque Caden Cotard es su otro yo (especie de apéndice cinematográfico) y, muy probablemente, porque este personaje representa x cantidad de seres humanos angustiados por la idea de su finitud, y empecinados en que su efímera existencia deje alguna huella trascendental. La mención de la figura retórica que permite nombrar “la parte por el todo” se justifica desde esta perspectiva, pero termina resultando contradictoria en un largometraje donde nada o muy poco queda librado a la interpretación del espectador.

En Todas las vidas, mi vida (dicho sea de paso, la traducción del título retoma la proporción parte/todo) reencontramos la magnífica capacidad de deconstrucción narrativa con la que Kaufman se lució cuando escribió Eterno resplandor de una mente sin recuerdos y ¿Quieres ser John Malkovich? También con su sentido del humor irónico, por momentos negro, y con un elenco -en este caso multiestelar- dispuesto a seguirle el juego.

El guionista y director se burla del psicoanálisis (a partir del personaje que interpreta Hope Davis, curiosamente paciente del Dr. Weston en la segunda temporada de In treatment), y sin embargo su película parece una gran sesión de terapia que dura décadas en la ficción (el maquillaje de Philip Seymour Hoffman no tienen nada que envidiarle al de Brad Pitt en El curioso caso de Benjamin Button) y dos horas (124 minutos, para ser exactos) en las salas.

Discurso constantemente autorreferencial, estética onírica, parlamentos del estilo “a medida que vas conociéndolas, todas las personas te decepcionan”, delirios varios (entre ellos, de hipocondría) y réplicas de dos o tres “yo” son algunos de los elementos freudianos explotados hasta el hartazgo.

Ni el homenaje dedicado al teatro y al movimiento cultural neoyorkino, ni la participación de actores tan reconocidos como Dianne Wiest, Samantha Morton, Emily Watson, Catherine Keener, Michelle Williams, Jennifer Jason Leigh y el mencionado Seymour Hoffman consiguen que Todas las vidas, mi vida despegue con altura. Sin dudas, éste no es el mejor trabajo de Kaufman.

15 comentarios en “Todas las vidas, mi vida

  1. Esta película es un bodrio importante… no recomiendo el gasto de la entrada…. de no seguir este consejo, llevar almohada a la sala…
    Esta reseña me ha servido para entender un poco más la película… pero… es demasiado para mi… jaja!

  2. La primera mitad de Todas las vidas, mi vida puede resultar interesante, incluso entretenida (¿no te enganchó aunque sea el principio, Daniela?). En cambio, Kaufman parece perder pie a medida que avanzan el proyecto teatral final de Caden… y la crónica a cargo de la película.

  3. es cierto que hay una especie de quiebre al promediar la pelicula… toma otro rumbo, pero en este aspecto, me parece magistral el trabajo de dirección que permite ir siguiendo, y perdiéndonos cuando quiere que lo hagamos. Tal vez sea que la peli es para pocos.. soy teatrista, kizás sea por eso que me fascinó tanto, porque muchos de los grandes maestros del teatro han entregado su vida por una obra como la que pretende caden. Mas allá de la trama psicologista impecablemente tratada, a nivel físico me parece muy logrado el trabajo de los actores; hay una energía que sostiene todo el tiempo, y que hace que nada (ni el final aunq suene extraño para algunos) se pueda dar de otra manera.

  4. No creo que el texto escrito por María Bertoni tenga el valor, en lo más mínimo, de representar la mínima fibra de esencia de lo que es esta obra.
    Nunca he visto una obra que se le compare. Indaga sin precedentes, y constituye a todos los temas y conceptos y contenidos por los que transita como objetos cinematograficados, creo que es hiper profunda a niveles que la gente común no se atreve o no quiere

  5. 5.Fer- 6 de Mayo 2010

    Si bien me parece una idea interesante, el relato no llega a encontrar una manera de narrar la historia que cohecione las partes. Queda una historía fragmentada, que no logra capturar sino que más bien agota y desorienta. excesivamente larga.

  6. Un bodrio pretencioso. Lo único que sostiene la película son las excelentes actuaciones (en especial S. Morton). Además, tiene una visión negativa de la vida (todo es desilusión, muerte, desencuentro, neurosis), ¿quién dijo que para ser profundo hay que entender la vida como algo cruel y sin sentido?
    Me quedo con su labor como guionista en la maravillosa “Eterno resplandor de una mente sin recuerdos”

  7. Mi pare que estamos ante una obra maestra de la sicología, pero cinematográficamente un bodrio. La obra cumbre del director en realidad no es “una” obra, sino que es “la obra” en su totalidad, trazada en paralelo con la vida… del tipo, hasta que en un punto la “madre” lo deja apoyarse en su hombro y su alter ego le dicta “morite”… Así llegaremos muchos al final de nuestra vida con una confusión sobre lo que somos, lo que creemos ser y lo que terminamos siendo. Creo que no es un problema para los argentinos, demasiado preocupados por la supervivencia, y más dados a temas como “el secreto de sus ojos”. Igualmente el muchacho es un master de la actuación junto con las minas que están por cierto muy lindas las muchachas… en fin… un gasto más…

  8. es una pelicula espectacular, no tiene desperdicio, posee una forma diferente de contar una historia que lleva al espectador a internarse en ella y asi poder seguir la trama. para los que estan acostumbrados a segur una pelicula lineal, es probable que no les guste, pero realmente para los que les gusta el buen cine esta pelicula es una obra maestra. para mi parecer el director de esta pelicula (kaufman) es el Godard contemporaneo del cine, ya que su forma de expresar la historia con un montaje complejo y un guion extraordinario, logra hacer de esta pelicula un cine diferente y lleno de contenido, como nunca se ha visto.

  9. la peli me pareció excelente, sobre todo la segunda mitad. Una pregunta quién hace el papel de Samy (el ater ego de Calden?)
    Rosario

  10. BODRIO MORTAL NUNCA EN MI VIDA VI UNA PELICULA TAN TAN MALA Y LENTA. CUANTOS CINEFILOS DE ESTE TIPO EXISTEN 10 SOBRE UN MILLON. VAMOS MUCHACHOS NO SE HAGAN LOS INTELECTUALES LA PELICULA ES MUY MALA.-

  11. Bueno humildemente la vi un poco tarde, de todas formas, me parece que hay una diferencia en ver una peli ni bien sale y verla tiempo después sin la presión del “cartel”. Pienso que las películas hay que verlas en el momento adecuado donde uno está mas receptivo a disfrutarlas. Si bien a esta le perdí el hilo en un momento después volví a retomarlo, por eso puede ser que haya esa sensación de quiebre a partir de la mitad de la película (para algunos favorable, para otros no). A lo que quiero llegar es no a esta valoración intelectual como se señala en algunos casos sino a lo que produce una película, a eso que nos deja cuando terminamos de verla. La sensación de que algo nos atravesó y nos dejó como un nudo entre la garganta y el estómago. Y esto sentí yo, mas allá de que no sea el mejor trabajo de este director (para otros), creo que no es una película del montón, ni algo pretencioso que no tiene pies ni cabeza, es también algo mas profundo que decir la vida es una mierda, no, la vida es una sucesión de hechos que a veces pueden “no favorecernos” y no conjugarse para tener un final “feliz”. Y etc. etc. etc., hay mucho mas de que hablar por eso me quedo en el nivel de la sensación, de eso que se conmocionó en mí al verla, desde mi posición de espectadora plena y de esa muerte guionada que parecía ser el único final posible después de haber muerto todo y por último lo que quedó en mi mente, una frase perdida en el guión: …. y al cuarto tampoco le importó.

  12. existen aspectos que no se han dicho de la película, por ejemplo que estamos frente a una obra que tiene elementos de interaccionismo simbólicos y de conceptos jungianos.

    Lo simbólico juega un papel importante desde el lenguaje como constructor de sueños o pesadillas. Todos en uno en medio de un sistema maltrecho y despiadado en donde se evidecia la miseria humana en la posmodernidad.

    Y que hay del cuarto que Caden limpia periódicamente, que papel juega su analista, cuál es la historia de su primera hija. Cuál es la niña que hay en él. Porqué los padres sólo aparecen cuando mueren. ¿Es marcada su identidad femenil? . ..en fin de esto quiero hablar.

    José A Medellín

  13. Yo creo q kauffman es uno de los mejores guionistas de la actualidad. Esta obra me parecio excelente, donde retracta muy bien la vida completa de una persona. Pregunto, acaso, ¿nuestra vida es simple y totalmente ordenada o es algo caotico como lo que propone la pelicula? Kauffman tiene el don de desdoblarse, observar y retratarse en una obra imprsionante como esta.

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s