El fondo del mar

El fondo del marCuando Damián Szifrón filmó El fondo del mar, ya había ganado reconocimiento gracias al éxito de la serie televisiva Los simuladores pero recién estaba dando sus primeros pasos en la carrera cinematográfica. Tal vez por eso resulte interesante ver esta película rodada en 2003. De hecho, sus secuencias permiten descubrir a un director que, si bien pertenece a la camada del llamado “nuevo cine argentino”, hace gala de un indiscutible sello propio.

Dicho de otro modo, Szifrón es probablemente el más comercial y el menos rebuscado entre sus colegas coetáneos. Al menos en este largometraje, así como en el posterior y más asentado Tiempo de valientes, el joven cineasta apunta al liso y llano entretenimiento, y no a propuestas sesudas o introspectivas al estilo de sus pares Pablo Trapero y Diego Lerman.

Que quede claro: en esta ocasión las palabras “comercial” y “entretenimiento” carecen de cualquier connotación negativa o peyorativa. Simplemente aluden a un tipo de cine que pretende distraer, distender, divertir.

En este caso, Szifrón apela al sentido del humor y a la inteligencia para contar el fin de una historia de amor, signada por los celos de su protagonista. Estamos entonces ante una especie de episodio que combina elementos psi (con cierto tono reflexivo sobre la inmadurez afectiva y las cuestiones de pareja) y un transfondo policial o de suspenso (con una persecución tan obsesiva como solapada).

De ahí la constitución de escenas graciosas, absurdas, imprevistas, teñidas siempre en algún momento por la amenaza latente de una tragedia en puerta. De ahí la caracterización de un antihéroe (quién mejor sino Daniel Hendler) cuyas debilidades terminan convirtiéndose en fortalezas.

Así como en Tiempo de valientes Szifrón sabe extraer lo mejor de Luis Luque liberándolo de sus habituales tics, aquí logra exactamente lo mismo con Gustavo Garzón. De hecho, el desempeño del ex actor de telenovela es una de las sorpresas más gratas de este film.

Insisto. Aunque no sea un estreno, vale la pena alquilar El fondo del mar. Después de todo, no está mal rastrear los orígenes de un director que ya en sus inicios prometió mucho, y que aún hoy sigue yendo por más*.

——————————–
* En este punto no puedo dejar de mencionar el éxito redoblado que el realizador obtuvo a partir de su último trabajo, la serie Hermanos y Detectives.

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s