Tributo a Mastroianni

Tras una primera proyección en mayo, Eurochannel repuso en octubre Marcello Mastroianni, l’eccezionalità di essere normali. Ojalá la emisora de cable le destine más fechas al documental que Daniela Piccioni y Sandro Lai filmaron en 2006 para conmemorar los diez años de la muerte del actor italiano.

Curiosamente IMDb no registra los datos de esta retrospectiva que revela un Mastroianni nada divo, incluso con gestos tímidos en algunas de las entrevistas rescatadas. Quienes tuvimos la suerte de sintonizarla asistimos a la “normalidad” que el título original tilda de “excepcional”.

Los fanáticos de Un día muy particular “beberán” las declaraciones de Marcello cuando se refiere a la condición homosexual del personaje que interpreta en la película de Ettore Scola. Por otra parte, los admiradores de la dupla que conformó con Federico Fellini festejarán las palabras irónicas de ambos en el marco de la entrega de un león veneciano a la trayectoria.

Piccioni y Lai son respetuosos de un actor que siempre preservó su vida privada del periodismo chimentero. De ahí que sólo dos apariciones de la heredera Chiara den la mayor nota familiar; en una de ellas la muchacha se niega a definir a su padre a pedido del entrevistador “porque es algo demasiado íntimo” como para hacerlo ante cámara.

También cabe señalar la breve entrevista a la madre del actor, que con tono resignado dice estar contenta con la carrera de su hijo para luego aclarar que “también le iba muy bien cuando trabajaba en la Municipalidad”. 

Matrimonio a la italiana, La dolce vita, Ginger y Fred, la adaptación de El extranjero son algunos de los largometrajes mencionados y/o cuyas escenas vemos mechadas con extractos de reportajes. Jovencito y maquillado como Rodolfo Valentino, o ya maduro y listo para encarnar a Pereira, Mastroianni siempre se muestra fiel a sí mismo.

Sin dudas, esto también lo convirtió en un ser excepcional.

5 comentarios en “Tributo a Mastroianni

  1. Hay un raro grupo de gente “Nosotros”” q somos felices con estas cosas
    Mastroiani era una delicia y por suerte “Es” gracias al cine.¿Hay una película más bella ,triste,simple ,profunda,excepcionalemente actuada,romántica ,cuidada ,emblemática ,ideoligizada ,……(podría seguir )q Una giornata molto particulare ??? (Si la hay pero ese es otro tema ….)
    Ayer vi yo Actor estudio con Dustin Hoffman y pensaba exactamente lo mismo sobre la humnildad de los genios y la genialidad de la normalidad.
    DustY (asi le decia Liptman )es visceral ,gracioso y reveló secretos de la cosntrucción de sus personajes muy poco ortodoxos o mágicos (Como el Final q él inventó ,no el guionista,para Kramer vs Kramer, q es una maravilla de ternura y de resumen de las relaciones humanas)y habló de sus maestros .Y fue tan placentero
    Me pregunté gozarán asi los q ven Tinelli??

  2. Vi esa entrevista, Mabel, y recuerdo la anécdota sobre la escena final de Kramer vs. Kramer, concretamente la pregunta de Meryl Streep. Aunque no soy fanática de Lipton, me gustó mucho la charla con Dustin Hoffman.

    Mencionás a Tinelli, y recuerdo que antenoche vi dos o tres minutos de Showmatch. Todavía hechizada por el tributo a Mastroianni, me chocó escucharlo a Ricardo Fort cuando alentaba a una vedette-concursante (cuyo nombre desconozco) diciéndole que era “una verdadera artista” y que tenía “mucho para ofrecerle al público”.

    La palabra “artista” ha sido tan banalizada este último tiempo, sobre todo por quienes copan nuestros medios, en especial la televisión… Será por eso que, pocos o muchos, algunos espectadores saboreamos las entrevistas a los verdaderos talentos, no sólo por los trabajos que hicieron y recordamos, sino por sus expresiones de excepcionales lucidez y humildad.

  3. Adoro a Mastroianni! “Saborear” es el mejor verbo para describir lo que nos sucede cuando tenemos la oportunidad de disfrutar a este delicioso y sensible actor.

    Perdón mi ignorancia, pero quién es Tinelli?

    Beeeeso!

  4. En general, la televisión e Internet homogeneizan el valor de las palabras, vengan de quien vengan. Como diría Umberto Eco, Mabel, está en nosotros ejercer “el arte del filtro“. ;-)

    ¡Jajajaja, Ceci! :P
    PD. Yo también adoro a Marcello.

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s