La quemadura

————————————————-
Especial. Cobertura BAFICI 2010
————————————————-

El síndrome del miembro amputado es una buena síntesis de La quemadura, documental que René Ballesteros realizó para registrar el reencuentro con su madre. “Aunque sabe que ya no está, el paciente sigue sintiéndolo”, explica el director y protagonista de su propia película.

El contacto telefónico con quien abandonó su hogar, sus hijos y su país por motivos no revelados, la realización de breves entrevistas a su abuela materna y a su padre, la filmación de momentos compartidos con su hermana, la exposición de fotos previas a la partida inesperada forman parte del material con la que el cineasta chileno reconstruye los años de una ausencia silenciada y en principio irreparable. En medio de esta búsqueda personal, Ballesteros abre un paréntesis y -a raíz de la importancia que los libros tienen en su vida y en la de su progenitora- cuenta la historia de la editorial Quimantú, orgullo del gobierno de Salvador Allende que la dictadura pinochetista destruyó apenas derrocó la democracia.

Sin golpes bajos ni tiradas melodramáticas, La quemadura expresa la pena, el desconcierto, el consuelo de un hijo determinado a cerrar heridas y a saldar viejas deudas con el pasado. Aunque la partida de su madre poco tiene que ver con el exilio político y/o las desapariciones forzadas, cuesta no asociar la experiencia de Ballesteros con la de esos otros hijos que apuestan al ejercicio de la memoria para calmar su propio síndrome del miembro amputado.

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s