Confesiones de un demócrata que no quiere enojarse

Por Jorge Gómez
—————————-

Un demócrata que no quiere enojarseNo debo enojarme con los votantes, me digo.

Ellos –esos groseros que festejan– son los que, cuando pierden, culpan al clientelismo, al atraso, al fraude, a la gente sin memoria (por eso pierden). Pero yo me niego a hacer lo mismo.

Ellos son los que exigen el voto calificado cuando les va mal, porque la gente vota con el bolsillo. Pero yo no debo calificarlos a ellos, me digo.

Me pregunto el motivo por el cual un diputado en ejercicio, que fue menemista y ahora tiene el apoyo de Eduardo Duhalde, puede proponerse como la nueva política, tapar Buenos Aires con carteles que no dicen nada y ganar una elección en el distrito más importante del país. Me lo pregunto, y la respuesta no debería ser porque la gente lo conoció en Gran cuñado, donde le construyeron una buena imagen, porque se hizo propaganda en sus canales, porque parece que como tiene plata no va a robar, vistesss.

No. Los que quieren calificar el voto son los otros, no yo. Yo soy un demócrata convencido (no como ellos) y debo aceptar que el país quiere ser gobernado por esta gente, sin enojarme.

Bueno, ya lo dije. Es una lucha, créanme.

9 comentarios en “Confesiones de un demócrata que no quiere enojarse

  1. Aunque satisfecha con la elección que hizo Pino Solanas (candidato que voté), ayer tampoco fue un buen día para mí, Adivinador. También debí esforzarme por no enojarme con esos ganadores que, porque ganan, inmediatamente abandonan la cantinela del voto calificado, dejan de agitar el fantasma del fraude y se erigen en moralistas dispuestos a ayudar a la actual Presidente a terminar su mandato (¡de buenos que son, nomás!).

    También me cuesta no enojarme con los perdedores incapaces de -no digo asumir cierta responsabilidad- sino por lo menos de preguntarse si habrán cometido algún error, y con aquéllos que se permiten realizar humoradas como ésta (humoradas que también provienen del lado ganador).

    Me malhumora, y al mismo tiempo me entristece, una ciudadanía con tan poca cultura cívica, tan empecinada en vivir el proceso democrático como si se tratara de un enfrentamiento cuya única meta consiste en determinar quiénes son los vencedores, quiénes serán los próximos adalides encargados de conservar la victoria, y de qué manera deberán pagar los perdedores.

    La culpa no es exclusiva de la dirigencia política implicada en esta lucha de pacotilla; compromete a muchísimos compatriotas preocupados únicamente por su quintita y absorbidos por la realidad que construyen los medios de comunicación.

    Mientras tanto, el país sigue a la deriva…

  2. A mí me parece que se votó en contra de el modo de hacer política de los K. Demasiada confrontación, demasiado odio. Creo que si hubieran hecho lo mismo que hicieron pero con otra actitud, la cosa habría sido distinta. Sé que no es fácil, ¿pero acaso alguien cree que lo es?
    Yo voté a Sabatella, lo vengo siguiendo desde hace muchos años, me parece que sus prioridades son las mías y, además, el tema de la transparencia en la gestión me parece fundamental para que el dinero llegue a donde tiene que llegar.
    No te enojes, adivinador.
    Sigo pensando que no es la gente la culpable, es la dirigencia la que debería avergonzarse de ella misma.

  3. A mí me molesta que “la gente”, como dice Estrella, no se haga cargo de su poca “cultura cívica”, como dice Spectatrice. Me parece que es muy fácil echarle la culpa a “la dirigencia” como si los dirigentes nacieran de repollos o vinieran de Marte. Ese pensamiento suele venir acompañado de ese otro que señala la violencia, la agresión, la “confrontación”, el “odio” proveniente de un solo “bando”. En fin…

    Ánimo, amigo…

  4. Acerca del tema de “si la culpa es de los dirigentes o de los dirigidos”, en realidad trato de pensar que son procesos, que la culpa no es de nadie y que tal vez haya miradas distintas a las mìas.

    Pero

    tambien me parece que no puede haber dirigentes polìticos mejores que el pueblo que los elige . Solo leyendo los comentarios en las pàginas on line de los diarios a mi me parece un milagro que todavia tengamos politicos, y que no nos gobiernen directamente polìcias. No me parece , Estrella, ni que “la gente” sea inocente, ni que el promedio de los dirigentes sea peor que el promedio de los votantes. Son procesos. `Y el periodismo, los programas de television mas vistos, la cultura de masas en general, (tan tinellizada, tan poco seria ) guardan armonìa con el resultado de las votaciones, me parece, y eso es responsabilidad de mucha gente mas , ademàs de los polìticos.

    Bueno, estoy de acuerdo con Martincho, que me deseó ánimo. Gracias

  5. Para “esos groseros que festejan” podríamos linkear esta nota .

    Si estos son nuestros filosofos , este el volumen de violencia verbal y desprecio por la mirada de millones de votantes, es razonable que nuestros polìticos sean como son.

  6. Creo que la gran discusion que no se dio o que apenas se vislumbro con un candidato como Sabatella fue la del Que y la del Como.

    Los medios en su gran mayoria y casi toda la oposicion fabricaron una eleccion entre una realidad terrible de odio y hegemonia opuesta a una vaporosa opcion de dialogo y consenso llevada adelante por candidatos lisos y respetuosos y sobre todo candidatos nacidos ayer. La primera seria el resultado de dos mentes desaforadas, ebrias de poder. El dialogo y consenso serian la solucion a ese estilo, la puerta abierta a la Argentina potencia de Aguinis o de algun otro pelele bien educado.

    Mientras discutiamos de eso, dejamos pasar la posibilidad de hablar del Que, de lo que se hizo hasta ahora (la vuelta del Estado como actor fundamental de la politica, la Corte, la politica de DDHH, el hecho de que el Estado viva de recursos legitimos, el fin de las AFJP, la no represion de la protesta social) y focalizamos en el Como (la mesa chica, la falta de estrategia a largo plazo, Moreno…). Gracias a eso se unieron en una gran bolsa tipos que podrian haber estado de acuerdo con el Que pero criticaban la forma (los radicales por ejemplo) con tipos que detestan sobre todo el Que de los K (el PRO, la ultima Carrio, De Narvaez).

    Fue Sabatella el que trato de orientar la discusion hacia su idea de que el kirchnerismo habia subido mucho el piso pero tenia un techo muy bajo si se apoyaba exclusivamente en el PJ.

    El Que es lo unico que realmente importa ya que los K comparten con casi toda la oposicion la falta de interes por las formas republicanas: Fue un presidente radical quien se nego a investigar las coimas en el senado, fue un candidato opositor quien estuvo ilegalmente 6 meses antes de las elecciones haciendo campana simplemente porque tenia los recursos de hacerlo, es un jefe de gobierno PRO que nombra como jefe de la policia a un personaje cuestionado por el resto de los partidos politicos y es un hombre mesurado quien sigue ocupando la vicepresidencia mientras opera abiertamente con la oposicion.

    En Argentina bloquear la discusion por el Como es simplemente una manera elegante de no discutir el Que.

    Perdon Adivinador, por el comentario kilometrico. Ando un poco enojado…

  7. Rinconete,
    acerca del que , el como y otras formas de ponerse nervioso…

    Es verdad que continuamente se debate sobre las formas, y nunca sobre los fondos, sobre ideología, sobre política en el sentido clásico. Debatimos sobre la manera de presentar los temas porque en realidad no queremos hablar sobre el nudo de los temas, nos aburrimos.

    Luis Delía y Pino Solanas – un ejemplo – apoyan de manera idéntica la “Revolución Bolivariana” de Chavez, pero nadie lo sabe, porque casi nadie se lo pregunta. Ni sobre polìtica exterior ni sobre nada que tenga que ver con el “como”, en la nomenclatura que propone Rinconete. La gente (nosotros, aburridos frente a la tele) aceptamos a Pino porque hace buenas pelis, y no tenemos idea sobre lo que puede votar en el Congreso, pero estamos seguros que es un buen tipo, con el que podríamos tomar un café y criticar a Delía, ese negro mal llevado .

    En la última semana de la campaña Macri se fue del libreto y hablo de privatizaciones, pero fue un error del que rapidamente lo sacaron los demas participantes . Había que confrontar sobre la soberbia de los Kirchner, la vagancia de Macri-De Narvaez, la locura de Carrió, la manera de vocalizar de Michetti o el extraño peinado de Prat Gay.

    Es verdad que Sabbatella tiene años de luchar contra esta manera “preideològica” de mostrarse frente a la sociedad, y que fue casi el único que trató de discutir ideas, sin éxito.

    Parece obvio que si solo nos importa que nuestro representante no se enriquezca ni tenga malos modos, podemos ser gobernados por cualquiera. Y la polìtica es otra cosa.

    Pero, esto no es responsabilidad de la oposición. Todos los voceros del oficialismo (Aníbal Fernández, Néstor K, Massa, Scioli, Heller) se mantuvieron en este tono liviano que brilló en Gran Cuñado. Podemos preguntarnos como le hubiera ido al kirchnerismo si se hablara sobre los fondos y no sobre las formas, pero esa parece no ser una aspiración del gobierno.

    Por otro lado, desde los tiempos en que Zamora se convirtió en una estrella solo porque era parecido a un vecino y vendía libros, la comunicación de la política se hace sobre formas, sobre gestos, poniendo cara de bueno. Es un problema en el que tienen que ver mas los publicistas que los políticos, finalmente clientes de los que tienen el poder de comunicar en estas sociedades tan mediatizadas.

    Y (malas noticias Rinconete) me parece que la mayoría de los votos que sacó Sabbatella – sobre todo en Morón y partidos cercanos – tienen que ver con su manera correcta de gestionar y con los vecinos de Castelar que lo ven llevar a su hija al cole todos los días. No tanto con su ideología y su apoyo al gobierno de los Kirchner, reconociendo el piso y subiendo el techo.

    Abrazos ideològicos.

  8. Adivinador

    Sin duda el oficialismo participa en la misma superficialidad general (las frases ingeniosas de Anibal Fernandez, el estilo ¨no hago política sino gestión¨ de Massa, el limitado paradigma ¨amigo-enemigo¨ de NK…etc). Creo que de esa superficialidad solo se salvan los discursos de CFK que suelen estar cargados de ¨ ideología, y política en el sentido clásico¨, para retomar uno de tus planteos y que justamente son criticados por los medios por ser confrontativos, como si eso fuera algo criticable en una sociedad organizada.

    Estoy de acuerdo con lo que escribíes sobre D´Elía. Compramos imágenes, no tenemos ni tiempo ni ganas de ir más allá de una frase corta, un planteo inmediato o una simpatía inducida. En esa pereza pierde D´Elía, un negro de mierda, un violento a sueldo del gobierno y ganan personajes más vaporosos y presentables como Pino o francamente nefastos como De Narvaez, como antes ganó Zamora por su apariencia, triunfó el Frepaso a partir de la empatía que generaban en los medios Chacho o Graciela y seguirá manteniéndose a flote nuestra amiga Biblita, cambiando de sello de goma y adláteres, gracias a la fascinación que genera en los medios.

    Muchos de los votos de Sabatella responden a esa lógica superficial (tiene cara de buen tipo, no se parece en nada a los horrendos intendentes del PJ, lleva a su hija a la escuela…) pero creo que, a diferencia de los ejemplos antes citados, tomó la precaución de generar poder político legítimo (aún limitado) y no solo empatía a través de los medios (que tampoco le dan mucho aire). Es algo que también hicieron los socialistas en Santa Fe aunque Binner, a diferencia de Sabatella, no parece valorar la palabra como instrumento político y apuesta todo a una gestión prolija y a una imagen idem.

    Abrazos ideológicos,
    r.

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s