El último verano de La Boyita

—————————————-
Espacio BAFICI 2009
—————————————-

En honor a la verdad, cuesta mirar El último verano de La Boyita sin tener presentes a La rabia y XXY. Quizás por eso quienes vimos las películas de Albertina Carri y Lucía Puenzo nos sentimos ante una suerte de “déjà vu” suavizado cuando asistimos a la historia de amistad/amor que Julia Solomonoff ambienta en el campo argentino y que relaciona con la problemática del hermafroditismo (un hermafroditismo falso en este caso).

A la directora de Hermanas y productora de Cocalero le interesa más contar la relación entre dos pre-púberes que retratar el contexto rural y/o analizar la cuestión de género/sexual. Pero aún así el mayor problema de su propuesta sigue siendo el precedente que sus colegas sentaron en 2007 y 2008.

A falta de afiche oficial, una foto de los chicos protagonistas:

Solomonoff evita la ferocidad de Carri y Puenzo. Por ejemplo, mientras Albertina elige mostrar cómo se carnea un animal (un chancho) con lujo de detalles, Julia lo muestra (a un ternero) ya carneado. En un mismo sentido, mientras Lucía somete a “su” Álex a un intento de violación, Julia expone a “su” Mario a burlas pueblerinas y apenas sugiere una paliza paterna. 

El último verano… aparece entonces como el tercer ensayo sobre una infancia atravesada por la violencia. De La rabia, toma la violencia inherente al ámbito rural; de XXY toma la violencia producto de la intolerancia a la diversidad sexual. La convergencia entre ambas vertientes resulta poco enriquecedora.

Sin dudas, lo mejor del film de Solomonoff son las actuaciones de Nicolás Treisse, Guadalupe Alonso y María Clara Merendino. También la fotografía y la nobleza con la que la realizadora rosarina presenta a sus personajes.

Por lo demás, El último verano de La Boyita corre serios riesgos de sonar a figurita repetida sin la fuerza de sus antecesoras que, cuando se filmaron, rompieron el molde y al menos por ahora no admiten parangones.

20 comentarios en “El último verano de La Boyita

  1. No vi “La rabia”, pero sí “XXY”, y creo que no tiene prácticamente nada que ver con la película de Solomonoff. El chico de “El último verano…” podría tener otro problema o particularidad en su organismo y daría lo mismo; acá la cosa pasa por la curiosidad y el cariño que despierta en la nena protagonista. Por otra parte, eso de que la película suena a “figurita repetida” ¿vale para los que no vieron las otras dos películas? Es cómodo evaluar una película limitándose a compararla con otras. Sólo coincido con el penúltimo párrafo del comentario, a lo que agregaría la actuación de Mirella Petrella.

  2. Fernando, por la redundancia de algunas de tus observaciones, da la sensación de que esta reseña te resultó poco clara.

    Por un lado explicás que “el chico de El último verano… podría tener otro problema o particularidad en su organismo y daría lo mismo”, cuando el segundo párrafo de este post también aclara que (a Solomonoff) “le interesa más contar la relación entre dos pre-púberes que (…) analizar la cuestión de género/sexual”. *

    Por otro lado, preguntás si mi opinión “vale para los que no vieron las otras dos películas” cuando desde el principio dirijo este post a quienes vieron XXY y La rabia.

    Para mí, una película vale por sus características intrínsicas pero además por el lugar que ocupa en un contexto, ya sea en cuanto a lo que produjo el mismo realizador como a lo que producen otros realizadores que abordan/rozan más o menos el mismo tema. Esta última comparación permite evaluar el criterio de originalidad, de capacidad de vuelta de tuerca si se quiere.

    Te recomiendo que veas La rabia. Tal vez así esta reseña te resulte menos “cómoda” y desacertada.
    Saludos.

    —————————–
    *Dicho sea de paso, si da lo mismo que Mario tenga tal o cual particularidad, ¿por qué Solomonoff elige justo un caso de hermafroditismo falso y así corre el gran riesgo de que su film sea comparado con el de Lucía Puenzo…?

  3. Aunque no sé tu nombre (la crítica aparece sin firma), te señalo: es cierto que decís que a Solomonoff “le interesa más contar la relación entre dos pre-púberes que retratar el contexto rural y/o analizar la cuestión de género/sexual”, pero en seguida agregás: “aún así, el mayor problema de su propuesta sigue siendo el precedente que sus colegas sentaron…” La directora ha dicho que viene preparando la película desde antes que se hicera “XXY” y, cuando la entrevisté en el Bafici, estaba razonablamente molesta porque algunos medios simplifican el tema relacionándola inmediatamente con la de Lucía Puenzo (aunque, por ejemplo, ni una vez se dice la palabra “hermafrodita”). Y, al margen de sus declaraciones, creo que la cosa aquí pasa por otro lado.
    Y te aclaro que cuando hablé de comodidad no me refería a vos, concretamente, sino a la crítica en general. Mi intención es discutir (creo que ahí está lo valioso de blogs como el tuyo), pero no desacreditar a nadie.
    Gracias por el espacio.

  4. Gracias a vos por volver a comentar, Fernando. Antes de retomar la discusión, te pido que te fijes debajo del título del post: ahí vas a encontrar que la reseña sí aparece firmada. Para más detalle, el nombre detrás de mi seudónimo figura acá, en el último párrafo.

    Ahora sí, retomo…

    Por las dudas, me permito aclarar que en ningún momento acuso a Solomonoff de copia o plagio. Sí creo que las coincidencias con XXY y La rabia son desafortunadas, todavía más si Julia tuvo la idea antes que Puenzo… ¿y que Carri también?

    Por una cuestión cronológica obvia, los espectadores que asistimos al estreno de las tres películas mencionadas, vimos El último verano… en último lugar. Por lo tanto, independientemente de quién haya tenido la idea original, el precedente aparece de la mano de Lucía y Albertina y la comparación resulta inevitable.

    Insisto en mi punto de vista (tal vez errado) de que una película vale tanto por sus características propias como por su contexto de producción/estreno. Por eso me resulta imposible evitar el paralelismo entre el film de Solomonoff, XXY y La rabia.

    Por esto tambien, creo que el ejercicio comparativo no responde a una actitud cómoda sino a algo que salta a la vista, y que sugiere la posibilidad de que a El último verano… le falte algo para tener peso o “personalidad” propio/a.

  5. espero pronto que podamos ver en los cines de rosario esta pelicula argentina y rosarina.

  6. ¿Apenas sugiere una paliza paterna? Se ve cuando se la dan y se ven los efectos en el pibe, de sugerido no tiene nada. Por otro lado para hablar sobre la violencia rural o sexual no es necesario que tome nada de las otras peliculas, es un tema bastante omnipresente en el mundo. Sí es curioso que dos películas argentinas contemporáneas y de directoras tengan un personaje central hermafrodita, pero no pasa de una coincidencia.
    Saludos

  7. El ultimo verano de la Boyita es un film que no tiene nada que ver con XXY sacando el abordaje de un tema muy delicado. Nunca entendere el exito de XXY ni sus premios., Mal actuada, especulativa, falsa del principio al fin, dialogos que quieren impactar y solo consiguen mostrar la forma sensacionalista con que se hizo este film. Actuaciones de mediocres a malas ya que el guion es imposible de interpretar, al punto que ni siquiera Darin sale indemne de este pasatiche comercial de punta a punta. Lucia tiene que tomar urgentes lecciones de cine de Solomonoff que trata un tema similar con una ternura, una simplicidad, una falta de pretensiones y una modestia conmovedora. Aca no hay burdas escenas sensacionalistas, solo el narrar una historia simple y profunda, en un marco adecuado al tema con actuaciones memorables. Memorables no por ser rimbombantes, con dialogos calculados para escandalizar al espectador sino por su total respecto a un tema tan proclive a ser sensacionalizado como lo hizo Puenzo. No apunta a escandalizar sino a conmover. Es ante todo un film honesto y eso le falta a XXY. El Ultimo Verano no es un film perfecto, tiene sus fallas pero todo eso queda relegado a un muy segundo plano gracias a una directora honesta que supo encarar un tema muy delicado con integridad y profesionalidad. Su segura direccion de actores hace que la pelicula “sea” un hecho real y que los espectadores formemos parte de ese descubrimiento que tiene la protagonista en ese ultimo vernao de la Boyita. Imperdible y un acierto mas de nuestro gran cine argentino.

  8. me encanto el contenido de esta pelicula , muestra tal cual era la vida en esa epoca donde no habia dialogo y se vivia de esa manera y listo ,sin respetar a los demas sin que se pueda comentar nada en la mesa ni dialogar con los padres ni comentar nada , o sea perdon a quienes comentaron algo fuera de lugar , yo vivi toda mi infancia en entre rios y esta peli es tal cual es la vida alla.

  9. hola a todos, les quiero contar que hace poquito vi la pelicula, y me encanto, solo que me indigna que realmente estas cosas pasan realmente en la vida de campo(y la de ciudad tambien), la poca comunicacion entre las personas, el tapar problemas por miedo al que diran, el autoritarismo, la violencia, el maltrato silencioso…(que a veces es peor…); la desigualdad, y la falta de educacion tanto escolar como sexual.
    realmente me gustaron las actuaciones de los ninos, fabulosos!!!! es una peli que volveria a ver sin dudas, ya la estuve recomendadando a mis amigos! saludos a todo ROSARIO!!!

  10. A mi me gustó la película en general pero creo que no estuvo bueno que terminara con Mario escapándose, no digo que no esté bien un final abierto pero no es de mi agrado. En lo personal hubiera preferido que tenga un cierre el personaje de Mario.
    En algún punto es como que la protagonista simplemente va, se involucra un poco en un verano con una situación, mete la pata, y listo, vuelve a su vida normal. O sea en definitiva no deja de ser una mirada de afuera hacia la intersexualidad, y lo que le pasa después a Mario no parece interesarle a la directora, porque la mirada es de Jorgelina en una situación en la que no es más que una visitante.
    La verdad que lo que hubiera sido interesante, es saber más sobre lo que le pasa a una persona intesexual, no se ve en la película.

  11. Concibo totalmente con Jorge Pardo. ¿De qué le vale a los críticos desmontar discursos “comparando” propuestas estéticas y discursivas tan disímiles si son incapaces de estructurar una propia y coherente? ¿Es que el tema de género ya unifica a todas las propuestas estéticas de la humanidad en una sola?

    La historia de la narrativa está montada sobre los mismos mitos que se repiten y reinventan conforme al espiritu de la época. Nadie compara hoy día a Dante con Ovidio. Resulta muy odioso leer en este post “figurita repetida sin la fuerza de sus antecesoras”.

    Dices que “a la directora (…) le interesa más contar la relación entre dos pre-púberes que retratar el contexto rural y/o analizar la cuestión de género/sexual”. Pues sí, evidentemente en esa relación de esos dos “pre-púberes” está sintetizadas de forma humilde y modesta las relaciones humanas de dos clases diferentes que se diluyen por el componente de la niñez. Además, dices que el contexto rural ¿no está retratado? Si no está retratado creo que hemos visto distintas películas.

    Finalmente, sobre lo del tema de género comentas que a la directora no le interesó “analizar” el tema de género. Pues para eso, supongo, que estarán los señores críticos.

    Excelente película.

  12. el film me guto mucho, pero tambien me hizo sufrir mucho,¡¡ s escenas del castigo terrible del padre de Mario son mas que explicitas ,, en opinion ..fuertísimas ; en cuanto a quien dice que XXY , fue un film mal actuado incluyendo en el comentario que fue comercial ( creo que todo lo contrario ¡¡) y que la actuacion de DARIN fue mala, , opino lo contrarioo ; a XXY, lo senti como un gran ejemplo del inmenso e inteligente amor de un padre hacia su hija , mas que el el tema de genero, creo que el tema basico de XXY fue el mostrar la grandeza de este padre,y el amor por su hija ,… ¡¡¡ tan bien representado por DARIN y el film excelente ¡ aunque debo reconocer , que senti que algo en comun tienen, pero personalmente , como cine me gusto mas XXY

  13. Soy de los que les gustó más esta película que xxy. Las cosas poco jugadas que vós decís para mi simplemente estan mejor tratadas. ¿Cuál es el sentido de mostrar una violación? Fijate el detalle cuando el padre lo golpea como aleja la cámara. Eso es sutileza, no falta de coraje…

  14. La película está en este momento en cartelera y la verdad no me gustó mucho. No he visto ni “Rabia” ni “XXY”, pero que bueno que las mencionas para verlas.
    Saludos!

  15. Acabo de ver la película en Incatv y quedé sorprendido, primero por las actuaciones -fundamentalmente las de los dos chicos-, y en segundo lugar por la calidad, sencillez y continuidad de la narrativa, la fotografía, la música y la recreación de época.Quizá no me haya quedado conforme con el final, pero supongo que la Directora entendió que el fondo de la historia es la relación entre los niños, desde la visión de la chica de la ciudad y no la situación personal de Mario. Ver gente de campo que parece de campo ya es todo un logro. En mi caso, lo siento como un soplo de aire puro a un cine nacional que normalmente no pasa ser soporífero, salvo contadas excepciones.

¿Con ganas de opinar?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s